Resolución de conflictos 

Comunicación asertiva

Al estar en casa con tu familia o al convivir con tus amigos puede que haya conflictos y problemas, pero ¡Tú puedes aprender a resolverlos de una manera asertiva!

Ser asertivo(a) significa hablar de manera clara sobre lo que sientes, lo que no te gusta o quisieras que cambiara alguien, pero sin ser agresivo(a) o evitar decir lo que piensas.

Aquí te decimos cómo hacerlo, ¡sigue estos pasos!

1.-Antes de hablar, intenta calmarte un poco: a veces explotamos y decimos algo que no queríamos decir y sale peor, ¿no te ha pasado?

2.- Piensa en dos cosas:

  • ¿Qué quieres decirle a la otra persona y para qué? (escribirlo te ayudará a aclarar tus ideas).
  • ¿Qué opciones tienes para solucionar el conflicto y TÚ qué puedes hacer para ayudar a solucionarlo? (puedes pedirle un consejo a alguien).

3.- Dialoga con la otra persona en el momento apropiado:

  • Cuéntale con tus palabras lo que está pasando y por qué crees que se generó el problema.
  • Dile cómo te hace sentir esa situación…triste, enojado(a), decepcionado(a), etc.
  • Sugiere propuestas claras de qué hacer para solucionarlo (es lo que pensaste en el paso 2).
  • Escucha a la otra persona (procura no interrumpir, o demostrar que tú tienes la razón, sino entender lo que la otra persona siente y piensa)
  • Juntos lleguen a un acuerdo, se trata de que los dos se sientan bien con ese compromiso y crean que se puede cumplir.

 

Si una persona está haciendo cosas que te incomodan, puedes pedirle un cambio  con estos tres pasos:

  1. Dile lo mucho que valoras a esa persona.
  2. Realiza la petición del cambio que quieres que haga.
  3. Finalmente dale las gracias por el cambio que espera.

¡Aquí te dejamos un ejemplo!

“Eres muy importante para mí, me gustaría que me dijeras las cosas hablando tranquilo sin apodos ni groserías, porque me hace sentir triste. Te agradecería que ya no lo vuelvas a hacer.”