Hay ocasiones en las que puedes estar confundido respecto a qué dirección está tomando tu vida, tener dudas y que no saber qué camino seguir, ¿te ha pasado?

Te dejamos unos sencillos pasos que te pueden poner de vuelta en el camino.

  1. Escribe un sueño que tengas. Algo que si logras, te hará ser feliz, mejor persona o superarte.
  2. Piensa en qué es lo que te motiva para alcanzar ese sueño: Para que realmente sea un sueño, tiene que ser un objetivo tuyo y no algo que esperan de ti otras personas.
  3. Divide tu sueño en metas a corto (1 o 2 meses), mediano (a 1 año) y largo plazo (más de 1 año).
  4. Crea una lista de pasos. Son acciones claras que tienes que hacer para lograr cada meta. Define cómo sabrás si las cumples o no.
  5. Piensa en posibles obstáculos de cada meta y escribe lo que podrías hacer para solucionarlos.
  6. Practica en tu mente, imagina que realizas esas acciones.
  7. ¡Ponlo en práctica!, y si es necesario mejora tus metas o soluciones.
  8. Pregúntale a quien ya haya cumplido un sueño: ¿Cómo le hizo?, ¿Cómo se siente de haberlo cumplido?, ¿Qué recomendaciones te puede dar?